Evitar navegació.
Inici

La vida en el corazón de la medina

97
Riad, en árabe, se refiera al patio tradicional en el interior de las casas. La vivienda tradicional en las ciudades antiguas (medinas) tiene una capacidad para acoger hasta tres o cuatro generaciones de una misma familia, y está edificada alrededor del patio interior, que da luz a la casa. Los riads presentan una decoración hispanomoresca, con una fuente central y magníficos artesonados.

Alrededor del patio, un pequeño jardín donde se mezclan rosales, buganvillas, hibiscos... junto con árboles frutales como el limonero, el naranjo o la higuera.

Además del patio interior, son elementos comunes en los riads:

98
Una fachada exterior ciega de hasta 8 metros de alto, sin ningún adorno y más bien monótona, que puede tener alguna ventana en la parte superior.
La distribución de las habitaciones hacia el interior del patio.
El interior queda resguardado discretamente del exterior. En caso de estar la puerta abierta, los transeúntes sólo ven un pasillo o una puerta que se estrecha; este pasillo hace de frontera entre el interior de la vivienda y el calor, el polvo y el ruido de la calle.
Solamente tras cruzar este pasillo el riad se ofrece en todo su esplendor al visitante, brindando la sensación de calma, frescor y silencio, que sólo se ve alterada por el murmullo de la fuente.
99

La planta baja constituye la zona común, mientras que el primer piso contiene las habitaciones. En la parte superior siempre hay una terraza, lugar idóneo para tertulias tras la puesta del sol.

Los más bellos riads se hallan en las medinas de Marrakech y de Fez, aunque otras ciudades como Essaouira también tienen bellos ejemplos. Su número es enorme, aunque la mayoría están en condiciones de mantenimiento nefastas.

100
Algunos de los más hermosos han sido restaurados y adaptados como casas de huéspedes, donde se ofrecen las máximas comodidades en un entorno fascinante. Su capacidad es limitada, pudiendo oscilar entre 6 y 15 personas. Algunos sólo ofrecen el alquiler completo de todo el riad, mientras que en otros es posible el alquiler de habitaciones.

Una buena opción para vivir en un auténtico palacio en el corazón de la medina. Y con una excelente relación calidad/precio.

Consúltanos condiciones de reserva y precios. Para ello debes indicarnos en que fechas desearías alquilar un riad o una habitación y el número de personas.

Puedes ver imágenes de algunos hoteles y riads que usamos en nuestros viajes clicando aquí