Evitar navegació.
Inici

Idiomas

¿En qué idioma puedo entenderme en Marruecos?

La lengua oficial es el árabe. El francés ocupa el rango de segunda lengua y es normal que la mayoría de las gestiones oficiales se hagan en esta lengua. En el sector turístico es la lengua predominante. En algunas zonas del norte es fácil comunicarse en castellano.

El árabe que se habla en Marruecos es una variante dialectal del árabe clásico, que es la lengua oficial y la que se escribe. Alguien que hable el árabe clásico se entenderá en Marruecos, aunque deberá hacer un esfuerzo para adaptarse a las variantes locales.

Con el francés es fácil entenderse perfectamente en todo el país. La mayoría de los hombres lo han aprendido en la escuela, mientras que las mujeres (principalmente en las zonas rurales) lo entienden muchos menos dada la escasa escolarización de este sector de la población. Se vaya donde se vaya, siempre se encuentra alguien que habla francés.

También se hablan tres variantes beréberes, localizadas básicamente en las áreas del Rif, el Atlas y las regiones presaharianas. Si se viaja fuera de las rutas más turísticas, no es raro encontrarse en zonas donde apenas conocen el árabe y existe bastante desconocimiento del francés, aunque la hospitalidad de la gente, el interés en atender al viajero y las ganas de comunicarse facilitan enormemente el contacto; aún así, como decíamos siempre aparecerá alguien que comprenda algo de francés.

En toda la zona norte del país es fácil entenderse en castellano. Parte de la zona fue un protectorado español hasta mediados del siglo XX y hoy en día, por su proximidad a la península, tienen fácil acceso a las televisiones españolas. De todas maneras, al igual que sucede con el francés, el dominio de otras lenguas que no sean las propias está más extendido entre la población masculina, por lo cual no debéis esperar poder mantener grandes conversaciones en castellano con mujeres aunque sea en Tánger o en Nador, por poner sólo dos ejemplos.

Es evidente que en las zonas turísticas quienes tienen contacto con los viajeros dominan la más amplia gama de idiomas, con lo cual la comunicación está asegurada.