Evitar navegación.
Principal

Marruecos con niños

Para viajar en familia

Viajar con niños no es ningún inconveniente

4
Es más, Marruecos fascina por igual a los adultos y a los más pequeños. Los múltiples contrastes con la vida de nuestro país, este camello deambulando por la carretera, un borriquito en medio de la calle, las montañas de arena, las fantasmagóricas kasbahs del sur... todo se une para el deleite de los más pequeños.

Kasbahs, desierto y Marrakech

8

Clica aquí para ver un mapa de la zona

8 días
Viaje ideal para ser recorrido en familia o para los amantes de los viajes tranquilos pero intensos. Las etapas en coche no son excesivamente largas, evitando la fatiga, pero lo que vamos encontrando a lo largo de ellas es una fuente inagotable de sorpresas y aventuras. Los adultos disfrutarán de las panorámicas del desierto, de las noches en kasbahs con encanto y de la inmensidad del sur de Marruecos. Marrakech será el colofón a este viaje.
También es una ruta idónea para quienes, sin viajar con con niños, aman los viajes tranquilos, con etapas cortas y tiempo para descubrir el territorio que se recorre.

Valle del Draa. Descubriendo el Sahara a pie

Situación: 250 km al sur de Ouarzazate
Mejor periodo: de octubre a mayo
Temperatura: de 20 a 25° durante el día y de 5 a 10° por la noche según el periodo
Duración: 1 semana
Nivel: accesible a todo el mundo, unas 5 horas diarias de marcha
Alojamiento: hotel de 3* o riad en Marrakech y tiendas de campaña en el desierto.

Senderismo con mulas para toda la familia

Un recorrido por el Valle del río Ounila, unión entre el desierto y el Alto Atlas, desde la Kasbah de Aït Benhaddou hasta la Kasbah de Telouet, por senderos tallados en medio de rocas ocres y por desfiladeros repletos de grutas. Os seducirá la belleza insolente de los poblados y sus ksares (pueblos fortificados) que servían en épocas lejanas al poderoso Glaoui para controlar el paso de las caravanas hacia Marrakech. Un paisaje pintado por Jacques Majorelle, impresionado por la grandiosa arquitectura de estas kasbahs, donde estaréis alojados en casas de familias beréberes. Como final de viaje, habrá tiempo para visitar Marrakech, una de las ciudades más impactantes del norte de África.
Un itinerario ideal para realizar en familia, adecuado para niños a partir de 5 años.

Precios

Lista de precios

información de este viaje en pdf

Paisajes beréberes. El valle feliz de los Aït Bouguemez

Ruta familiar
Mejor periodo: desde mayo hasta octubre
Duración: 8 días, 6 de ellos de senderismo con mulas
Nivel de dificultad: fácil
Horas aproximadas de camino: 4 a 6 diarias
Transporte: mulas para el material y mulas con silla de montar para los niños

25

Situación: el Valle de los Aït Bouguemez se halla en el Alto Atlas Central, 200 km al norte de Marrakech. Tiene una población de 10.000 habitantes que ocupan 29 pueblos a lo largo de los 32 kilómetros del valle. Su principal población es Tabant

Salir con los más pequeños a descubrir el Alto Atlas Central es la ocasión de una primera experiencia en un país lejano y misterioso. El valle de los Aït Bouguemez es un lugar especialmente adecuado para una primera experiencia de trek en familia. Mulas y rios completarán la felicidad de los niños.

El Valle de Anergui. Senderismo por el Alto Atlas

Mejor periodo:desde marzo hasta octubre
Nivel de dificultad: fácil-medio
Horas aproximadas de camino:4 a 6 diarias
Transporte: Mulas para el material y mulas con silla de montar para los niños

17

Situación: El valle de Anergui se halla 350 km al nordeste de Marrakech, en una región que une el Alto Atlas con el Medio Atlas. Es un valle semicircular cruzado por el río (Assif) Melloul que ha horadado impresionantes gargantas

Senderismo con camellos por la costa de Marruecos

34
Mejor época para esta ruta: abril a octubre
Duración: 8 días, 5 de ellos de marcha
Distancia a recorrer: 85 Km.
Horas aproximadas de camino: 25 horas

Itinerario
Día 1º: Llegada a Marrakech y traslado al hotel. Resto del día libre. Dependiendo de los horarios de nuestros vuelos dispondremos de más o menos tiempo para dedicarlo a esta fascinante ciudad. La plaza Jemâa el Fna ocupará buena parte de nuestro tiempo: saltimbanquis, encantadores de serpientes, dentistas, narradores de cuentos, vendedores salidos de un bazar de las mil y una noches... una amalgama de aromas, sonidos y sensaciones irrepetible.

Distribuir contenido